abril 17, 2008

Solución

Lo más normal hubiera sido acostarse temprano, pero ella conocía los jueguitos con los que su mente solía desafiarla en momentos de tensión. Si se iba a la cama, no podría dormir y daría vueltas durante horas. Fue a lo infalible: empezó a leer "Cuentos para pensar" de Bucay .


4 comentarios:

Romau dijo...

JAJAJA!!! Una solución muy terminal, con riesgos de suicidio!!!

Besos.-

Fodor Lobson dijo...

jajajajajajaajajaj
Reconozcamos que Bucay le ha hecho un gran bien a la humanidad publicando esos cuentos multiuso:
- sirven para dormir como propone Moira
- sirven como vomitivo si estás mal de la panza y lo querés sacar todo
- sirven como antidepresivo, te cagás de la risa si mientras lo lees te imaginas al gordo ladri pensando "qué bueno esto que estoy escribiendo"

y mejor lo dejo acá que las minisagas no necesitan de macrocomentarios.

Subjuntivo dijo...

¿Todo eso hizo con un copy&paiste?


S.

Chancha dijo...

Subjun: Yo le agradezco igual... Y permítame interactuar con sus lectores ya que se han gastado en comentar :)

Romau: Una pizca de depresión más dos o tres horitas de lectura y sale una gran Alfonsina.

Fodor Lobson: Un bien a la humanidad, y a su cuenta bancaria. Qué ladri...

Saludos!!!
Moira.

 


Minisagas está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported.