mayo 07, 2009

La insoportable levedad del ser

Juan no soportaba la vida, muchas injurias, ultrajes… ¡me vendieron cualquier cosa menos esto!, decía sobre el mundo. Quiso adaptarse, pero se tiró a un pozo, luego de tanta decepción. Mas el pozo lanzó un chorro de agua y ahora Juan vuela infinitamente, no extraña La Gente, pero tiene sed.


 


Minisagas está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported.