junio 01, 2008

Glotón

Metía su lengua carnosa y morada y la sacaba. Volvía a hacerlo una y otra vez, a un ritmo acelerado, hasta acabar. Después se limpió con el puño los restos de dulzura que quedaron alrededor de su boca y se quedó pensando si también comería el cucurucho. Cosa que hizo.


3 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

inquietante

Mondoke! dijo...

Jaja!!
Buenísima!
Para los que no les gustan las mini sagas de muerte (y para los que sí, ¿por qué no?)

Daniz dijo...

buenisimo

 


Minisagas está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported.